Mié06282017

Last updateLun, 19 May 2014 12am

  

Back Está aquí: Home Horoscopo Emprendimiento

Emprendimiento

Valora este artículo
(0 votos)
El 2014 se proyecta como un año con gran tendencia hacia la creación de empresa en Colombia ante los cambios introducidos en materia de tributación para personas naturales y las ventajas que otorga la formalización empresarial en diversos aspectos.  
 
TRABAJADORES INDEPENDIENTES  
 
La reforma tributaria que entró a regir el primero de enero de 2013 y sus decretos reglamentarios, han desestimulado en gran medida la contratación directa de personas naturales bajo la modalidad de prestación de servicios, ya que para el contratante puede ser dispendioso la verificación del pago de los aportes a la seguridad social realizados por el contratista, además de ser riesgoso el posible incumplimiento de los mismos y para aquél termina siendo poco rentable la prestación de un servicio sujeto a un menor ingreso final disponible. Estos cambios, sumados a los incrementos en materia de tributación de renta de personas naturales, han llevado a una tendencia creciente en la formalización empresarial a través de la constitución de sociedades comerciales unipersonales para el desarrollo del mismo servicio que antes era prestado de manera directa por su titular.
 
BENEFICIOS PARA LAS NUEVAS PEQUEÑAS EMPRESAS 
Desde la entrada en vigencia de la Ley 1429 de 2010, también llamada Ley de formalización empresarial, las nuevas empresas que se creen con menos de 50 trabajadores y menos de 5.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes en activos, gozan de la categoría de NUEVA PEQUEÑA EMPRESA, siempre y cuando procure mantener en el tiempo dichas características. Las ventajas son inmensas y se logran apreciar en diferentes escenarios: durante los 2 primeros años pagarán el 0% de la tarifa de impuesto sobre la renta (tarifa que actualmente es del orden del 25%), el tercer año pagarán solo el 25% de la tarifa, el cuarto año el 50% de la tarifa, el quinto año el 75% de la tarifa y solo a partir del sexto año pagarán el 100% de la tarifa de impuesto sobre la renta y complementarios del 25%; cabe aclarar que desde el momento de su constitución, estas empresas sí están sujetas al pago del nuevo impuesto sobre la renta para la equidad-CREE. Las nuevas pequeñas empresas, cuentan además, en las mismas proporciones antes descritas con exoneraciones del pago de parafiscales a órdenes de la caja de compensación, así como con descuentos en el registro mercantil. Este beneficio sumado a los actuales que trajo también la reforma tributaria, como la exoneración del pago de aportes parafiscales con destino al SENA y al ICBF, y aquél que empezó a regir el primero de enero de 2014 correspondiente a la exoneración en el pago de aportes a salud a cargo del empleador, todos estos con relación a aquellos trabajadores que devenguen menos de 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes, hacen atractiva la opción de formalización empresarial bajo estas modalidades. Sin embargo, los grandes beneficios otorgados a dichas empresas vienen también acompañados de grandes responsabilidades, para empezar, se hace necesario que cumplan a cabalidad y dentro de las fechas establecidas con el pago de todas y cada una de sus obligaciones legales, laborales y tributarias, el atraso en una sola de estas ocasionará que se pierda el beneficio, de igual forma, cada año deberán manifestar a la DIAN a través de una carta suscrita por el representante legal, no solo su intención de acogerse al beneficio tributario, sino su total cumplimiento de todas las obligaciones antes mencionadas.  
 
COMO CREAR UNA NUEVA PEQUEÑA EMPRESA  
La nueva pequeña empresa puede crearse bajo cualquier forma societaria, siendo la sociedad por acciones simplificada o SAS, la más recomendable por su versatilidad y practicidad. Puede ser constituida por documento privado registrado en Cámara de Comercio, con un mínimo de un accionista y un máximo ilimitado, como ilimitada puede ser su vigencia en el tiempo. Su objeto social indeterminado permite a este tipo de sociedad realizar cualquier actividad lícita y por tratarse de una sociedad por acciones, limita la responsabilidad de sus accionistas al monto de sus aportes, impidiendo que se involucre su patrimonio personal por cualquier tipo de deuda que adquiera la empresa, incluso aquellas laborales o de impuestos.  Ante este escenario, en el año 2014 podremos apreciar seguramente un incremento en la formalización empresarial, ya que las ventajas económicas y comerciales que se presentan van en aumento.

 

Visto 72110 veces Modificado por última vez en Domingo, 18 Mayo 2014 22:00